A 56 AÑOS DE LA TRAGEDIA DE LA “JANEQUEO” Y EL “LEUCOTÓN”, ESCUELA DE GRUMETES REALIZÓ HOMENAJE AL CABO ODGER Y AL MARINERO FUENTEALBA

 In Noticias

Isla Quiriquina, Escuela de Grumetes. Con motivo de conmemorarse el quincuagésimo sexto aniversario de la tragedia de la escampavía “Janequeo” y del patrullero “Leucotón”, ocurrida el 15 de agosto de 1962 en las costa de Corral y que enlutó a la Institución y a todo el país, la Escuela de Grumetes realizó este 17 de agosto una ceremonia en el Patio Memorial a los Héroes de la Paz, lugar donde descansan los restos del Cabo Leopoldo Odger y del Marinero Mario Fuentealba, quienes perdieron la vida, salvando las de sus camaradas.

La ceremonia fue presidida por el Comandante en Jefe de la Segunda Zona Naval Contraalmirante Jorge Parga, quien estuvo acompañado el Director del plantel, Capitán de Navío Marcelo Zoppi, familiares del Cabo Odger y del Marinero Fuentealba, Comandantes y Condestables Mayores de las Reparticiones y Unidades de la Segunda Zona Naval y una delegación del Cuerpo de Grumetes.

En la oportunidad el Subdirector de la Escuela de Grumetes, Capitán de Fragata Cyril Jackson, realizó el discurso conmemorativo en el cual destacó la importancia de ambos marinos, cuyos restos mortales descansan desde el 29 de julio de 2002 en un patio memorial construido en honor de ambos en el plantel; lugar al que se sumó un monumento en recuerdo al Marinero Fuentealba, inaugurado el pasado 4 de junio.

En sus palabras el Comandante Jackson les señaló a los Grumetes: “Nunca olviden que aquí tenemos el recuerdo de un joven marino de 21 años, edad similar a la de muchos de ustedes; que a los 15 años ingresó a las aulas de esta “vieja escuela de altivos marineros”, con los mismos sueños e ideales con los que ustedes llegaron a esta, su Escuela…… Por tanto, hoy los insto a ser grumetes de excelencia, orgullosos del legado que decidieron seguir y de los marinos del pasado que han engrandecido a la Armada. Den lo mejor de cada uno de ustedes, aunque las adversidades se vean muy grandes e insuperables. Porque, con arrojo y valentía podrán superarlas y ser, si las circunstancias lo exigen, verdaderos héroes, como lo fueron Odger y Fuentealba”.

En tanto, en representación de las familias se dirigió a los presentes Claudia Fuentealba, sobrina del Marinero Mario Fuentealba, quien agradeció a la Armada de Chile y a la Escuela de Grumetes por mantener viva la tradición de recordar todos los años a los mártires de tan terrible tragedia, y dar la oportunidad de visitar el memorial dedicado a ellos.

Posteriormente el Capellán de la Segunda Zona Naval, Capitán de Fragata Servicio Religioso Fernando Jarpa, junto al Pastor Evangélico Hugo González, realizaron una acción de gracias en honor a los héroes de la paz, tras lo cual las autoridades presentes colocaron una ofrenda marinera frente a las tumbas del Cabo Odger y del Marinero Fuentealba.

Los trágicos hechos que se conmemoraron tuvieron lugar el 15 de agosto de 1965 en Caleta Lliuco, Bahía de San Pedro, a 60 millas al sur de Corral, donde la Escampavía “Janequeo” se resguardaba de un violento temporal, al ser fuertemente azotada hacia las rocas por olas de más de 15 metros. En su ayuda concurrió el Patrullero “Leucotón”; sin embargo, las inclemencias meteorológicas sólo permitieron rescatar a 28 de los 79 marinos que integraban la dotación de la “Janequeo”, donde destacaron las acciones heroicas del Cabo Leopoldo Odger y del Marinero Mario Fuentealba, quienes fiel a su juramento ofrendaron sus vidas para rescatar a sus camaradas de armas.

Recent Posts

Start typing and press Enter to search